Cuidados al tomar suplementos dietéticos

Las personas que se preocupan por su salud general suelen tomar suplementos dietéticos. Estos suplementos se pueden tomar diariamente o de vez en cuando, dependiendo del consejo de su médico. Aprenderá cómo tomar suplementos dietéticos.

¿Cuáles son los principales ingredientes de los suplementos dietéticos?

Varían según la necesidad y pueden ser vitaminas y minerales, botánicos y herbales, enzimas y aminoácidos, entre otros. Los suplementos dietéticos también están disponibles en diferentes formas, como barras, polvos, bebidas, tabletas y cápsulas.

Eche un vistazo al panel de datos de los suplementos en la etiqueta del producto. Sepa cuáles son los ingredientes activos y añadidos, incluyendo el tamaño de servicio ideal para su condición.

Es posible que sus comidas no le proporcionen una nutrición completa, por eso es que los suplementos son necesarios. Pueden aumentar su ingesta nutricional. Sin embargo, tenga en cuenta que los suplementos no sustituyen a los alimentos importantes necesarios para una dieta equilibrada.

Busque suplementos que estén científicamente probados. Habiendo tomado los suplementos correctos, usted puede mejorar su salud general o manejar cualquier condición que le esté molestando actualmente. Ingredientes como la vitamina D y el calcio ayudan a mantener los huesos fuertes, mientras que el ácido fólico reduce la posibilidad de defectos de nacimiento.

Los ácidos grasos omega 3 del aceite de pescado ayudan a prevenir enfermedades cardíacas. Estas son algunas de las maneras en que los suplementos para la salud ayudan a mejorar tu salud en general.

Considere su seguridad y riesgos

Tenga cuidado con su seguridad y los riesgos al tomar suplementos. Estos productos contienen ingredientes activos que pueden afectar su cuerpo y pueden manifestarse como efectos secundarios, especialmente cuando usted está tomando suplementos en lugar de medicamentos. Si usted está tomando varios suplementos combinados, los efectos secundarios también pueden ser un problema.

Tomar suplementos antes y después de la cirugía podría causar problemas de sangrado. Puede afectar la respuesta del paciente a la anestesia. Tenga en cuenta que los suplementos cuando se toman con medicamentos recetados también pueden causar efectos secundarios. Hable con su proveedor de atención médica sobre estas inquietudes.

Hay ciertos factores a tener en cuenta, como la cantidad de ingredientes activos que está consumiendo. Algunos ingredientes activos que se encuentran en los complementos alimenticios también se añaden en las bebidas del desayuno y los cereales.

Por lo tanto, es posible que ya esté tomando grandes cantidades de estos componentes y demasiado puede ser perjudicial. Una vez más, estos pueden causar la consecuencia de los efectos secundarios. Si ingiere demasiada vitamina A, por ejemplo, puede experimentar dolores de cabeza además de daño hepático, defectos congénitos y reducción de la densidad ósea.

Si usted está consumiendo hierro en exceso, tendrá náuseas y problemas de vómito. También puede causar daño al hígado y a otros órganos.

Los Suplementos Dietéticos No Son Medicamentos

Sea particular al tomar suplementos para la salud cuando esté embarazada o amamantando. Pregúntele a su proveedor de atención médica y tenga especial cuidado al dárselas a su hijo.

Si usted está sufriendo de una condición de salud y está tomando medicamentos recetados, hable con su proveedor de atención médica acerca de los suplementos que está tomando o planea tomar. Tenga en cuenta que los suplementos no son medicamentos y no se ha demostrado que prevengan, mitiguen, diagnostiquen, traten o curen una enfermedad. Considere estos hechos cuando esté tomando suplementos dietéticos para cualquier propósito para el que lo esté haciendo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*