Traje formal clásico para las mujeres de negocios

Antes que nada, para el trabajo necesitas un traje formal clásico, que puede consistir tanto en una chaqueta con pantalón como en una falda. También puede estar en la versión con un accesorio adicional: un chaleco clásico. Elija un traje de este tipo de telas, preste especial atención al ajuste.

Asegúrese de considerar las características individuales de su figura. Si hay una oportunidad financiera, cose un traje a pedido de un sastre experimentado. Tal inversión dará sus frutos mil veces en el futuro.

Y si aún decide recurrir a los servicios de un sastre, entonces ordene de inmediato y un chaleco para él.

 

Puedes pedir un chaleco exactamente de la misma tela que el traje. O puede diversificar un poco la imagen cosiendo un chaleco de una tela idéntica, pero diferente en el dibujo de la tela. Es decir, por ejemplo, la tela de la chaqueta y los pantalones puede ser gris claro, y el chaleco puede tener un pequeño patrón discreto (tira, jaula, árbol de Navidad, «pata de gallina», etc.).

O tal vez al revés: el traje en sí con una imagen, y el chaleco es sencillo. Puede crear una imagen armoniosa de una mujer moderna usando tela para un chaleco de un tono diferente, pero con inserciones del color principal.

De preferencia para que el clásico traje estricto para la estación fría esté hecho de una tela cálida de un color base oscuro.

Mientras que para el verano también es adecuada una tela más clara de tonos claros. Hay un amplio campo para la imaginación. Lo principal es mantenerse dentro de los clásicos, lo que significa simplicidad de corte, concisión, falta de acabados elaborados y brillantes, etc.

Por lo tanto, hemos llegado a la necesidad de comprar dos disfraces clásicos: más cálido para otoño-invierno-primavera y más fácil para el verano.

Estos productos son el núcleo del guardarropa de una mujer moderna. Hemos llegado a la necesidad de comprar dos trajes clásicos: más cálido para otoño-invierno-primavera y más fácil para el verano. Estos productos son el núcleo del guardarropa de una mujer moderna. Y a ti ¿Qué te ha parecido?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*